Pruebas rápidas de diagnóstico de COVID-19 para hacer en el hogar: lo que necesitas saber

A woman swabs her nostril as part of her at-home COVID-19 test.

Dado que ofrecen conveniencia y resultados rápidos, las pruebas para hacer en el hogar de antígenos rápidas para detectar el COVID-19 han llegado para quedarse. Aquí tienes información acerca de cómo usarlas de la manera más eficaz.

Las pruebas de diagnóstico de COVID-19 para hacer en el hogar, también llamadas pruebas de antígenos rápidas o pruebas de COVID-19 de venta sin receta, son una herramienta importante para frenar la propagación del COVID-19. Te las puede llevar a todas partes, hacerlas en cualquier momento, aún sin tener síntomas de COVID-19. Las pruebas de COVID-19 para hacer en el hogar tienen un costo bajo o son gratuitas y te dan el resultado en minutos.

Las pruebas rápidas son una medida de reducción de riesgo fundamental porque cuanto antes sepas si tienes o no COVID-19, más pronto podrás aislarte y notificar a otros que puedan haber estado expuestos.

Aunque está clara su utilidad, las pruebas de diagnóstico de COVID-19 para hacer en el hogar tienen limitaciones, especialmente si no tienes síntomas perceptibles.

Aquí encontrarás información importante que debes saber acerca de las pruebas rápidas para hacer en el hogar, lo que incluye cómo obtenerlas, cuándo realizarlas y cómo asegurarte de tener los resultados más precisos. 

Entender los aspectos básicos de las pruebas de diagnóstico de COVID-19 para hacer en el hogar

La FDA otorgó una Autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) para una cantidad de diferentes pruebas de antígenos rápidas de COVID-19 para hacer en el hogar, todas ellas disponibles sin receta. Todas las pruebas aprobadas detectan la infección activa actual identificando las proteínas del virus SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, a partir de muestras de mucosas tomadas mediante un hisopado nasal.

Las pruebas han sido diseñadas para cualquier persona de más de 2 años y brindan resultados en el transcurso de 10 a 30 minutos. Funcionan ya sea que tengas síntomas o no, pero si eres sintomático, los diversos fabricantes recomiendan realizar la prueba en el transcurso de 6 a 7 días a partir del inicio de los síntomas, para obtener resultados precisos.

Algunas pruebas para hacer en el hogar utilizan una aplicación para reportar resultados, mientras que otras dependen de que informes el resultado positivo de la prueba al médico, quien a su vez notificará a las agencias de salud pública.

El mejor momento para realizar una prueba rápida de antígeno de COVID-19 para hacer en el hogar

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), deberías hacerte una prueba de inmediato si experimentas síntomas de COVID-19. Si tuviste una potencial exposición pero no tienes síntomas, los CDC recomiendan esperar 5 días después de la exposición y luego realizar la prueba nuevamente 1 o 2 días después.

Además, si planeas asistir a una reunión grande, los CDC recomiendan realizar una prueba de antígenos rápida inmediatamente antes o lo más cerca posible del horario del evento.

Cómo interpretar los resultados de tu prueba de COVID-19 para hacer en el hogar

Hay tres resultados posibles de una prueba rápida de antígenos de COVID-19 para hacer en el hogar: positivo, negativo o no válido.

  • Un resultado positivo de la prueba ocurre cuando ves que aparecen dos líneas en la prueba. Según los CDC, una autoprueba positiva es altamente confiable en cuanto a la detección de una infección de COVID-19 actual.
  • Un resultado negativo de una prueba ocurre cuando solo aparece la línea de control en la prueba. Los CDC dicen que una prueba negativa no descarta definitivamente una infección por COVID-19, especialmente si tienes síntomas. Esto es así porque las pruebas de antígenos rápidas no son tan sensibles como las pruebas moleculares. También es más probable que experimentes un falso negativo en las etapas iniciales de la infección o si no tienes síntomas.
  • Un resultado no válido de la prueba se produce si la línea de control de la prueba no aparece. En este caso, la prueba no funcionó de manera apropiada y tendrás que realizar otra prueba.

¿Cuándo es mejor una prueba de PCR que una prueba de antígeno rápida?

Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) aún se consideran el estándar de oro de las pruebas de COVID-19 porque ofrecen el más alto nivel de sensibilidad, lo que significa que pueden detectar cantidades de material viral que a las pruebas para hacer en el hogar de antígenos rápidas podrían pasárseles. Esto hace que las pruebas PCR sean particularmente beneficiosas si sabes que has estado expuesto pero aún no presentas síntomas. Estas pruebas pueden detectar el virus más temprano en el transcurso de una infección, a veces antes de que aparezcan los síntomas.

Además, si tienes síntomas pero sigues obteniendo un resultado negativo con una prueba rápida, una prueba PCR puede ayudar a confirmar con mayor precisión si realmente tienes o no COVCID-19.

Una cuestión a señalar sobre las pruebas PCR es que son tan sensibles que podrías seguir recibiendo un resultado positivo de COVID-19 durante semanas o más, aunque ya no tengas síntomas ni contagies. Sin embargo, es más probable que las pruebas rápidas de antígenos solo den resultado positivo si actualmente estás alojando partículas del virus del COVID-19.

Si obtienes un resultado positivo en una prueba de PCR, los CDC recomiendan realizar una prueba nuevamente 5 días después utilizando una prueba rápida. Si sigues dando positivo, es probable que todavía contagies y debes continuar aislado durante 5 días más. Obtener dos resultados negativos de pruebas rápidas 2 días seguidos después de una prueba de COVID-19 positiva confirmada puede permitirte confiar en que ya no contagias.

Cómo asegurarte de obtener los resultados más precisos con una prueba de COVID-19 para hacer en el hogar.

Aquí tienes 7 consejos que te ayudarán a sentir más confianza en los resultados de tus pruebas rápidas de antígenos de COVID-19:

  1. Asegúrate de que la prueba que compres se encuentre en esta lista de pruebas de diagnóstico de COVID-19 para hacer en el hogar autorizadas por la FDA.
  2. Lávate las manos antes de abrir el kit de prueba para no contaminar su contenido.
  3. No abras la prueba para hacer en el hogar hasta que estés listo para usarla.
  4. Guarda las pruebas no abiertas según las instrucciones del fabricante y a la temperatura recomendada por el fabricante. El calor y el frío extremos pueden afectar los resultados de la prueba.
  5. Sigue las indicaciones tal como están escritas, lo que incluye esperar la cantidad de tiempo requerida antes de leer los resultados.
  6. Ten en cuenta que algunos kits de prueba recomiendan hacer pruebas en serie, o repetir la prueba al menos dos veces en un período de 3 días, si no tienes síntomas en ese momento. Varias pruebas con resultado negativo pueden hacer que confíes más en que no estás infectado por COVID-19.
  7. Verifica la fecha de vencimiento. En algunos casos, la fecha de vencimiento de una prueba puede extenderse. Esto significa que el fabricante brindó información que demuestra que la vida útil de la prueba es más extensa que la que se indicó cuando se autorizó por primera vez.

Pruebas rápidas de diagnóstico de COVID-19 para hacer en el hogar

Puedes obtener dos conjuntos de pruebas rápidas de antígenos de COVID-19 para hacer en el hogar gratuitas en https://www.covid.gov/es/tests o contactando a tu departamento de salud local. También están disponibles para comprar en línea, en farmacias y en tiendas minoristas. Express Scripts® Pharmacy también las tiene.

Muchos planes de seguros de salud privados, así como Medicare y Medicaid, te reembolsarán el costo de hasta ocho pruebas por persona por mes durante esta emergencia de salud pública. Algunos planes de seguros cubren el costo de las pruebas rápidas de COVID-19 para hacer en el hogar desde el comienzo sin requerir que presentes un reclamo de reembolso. Comunícate con tu proveedor de seguros para conocer los detalles de su cobertura. 

Fecha de publicación: 10 de mayo del 2022

Actualizado:1 de julio del 2022